Publicaciones etiquetadas con: enfermedad

La salud de los monjes

La salud de los monjes se va deteriorando a lo largo de los años. Mientras la salud de los monjes se mantenga dentro de los parametros establecidos dentro de estos parámetros, no habrá problemas.

Tabla relación nivel salud y edad de los monjes

Los problemas se dan cuando la salud baja por debajo del nivel establecido para la edad de un monje y por tanto, aparece al lado de su nombre un punto de color amarillo, rojo o negro.

Ejemplo de monje enfermo

Los tres niveles de enfermedad de los monjes son:

Punto Amarillo

Nivel 1: El monje está enfermo, pero trabaja y come de forma habitual. Dura 60 días. Su Salud baja a un ritmo constante (2 o 3 puntos por dia real). Las habilidades del monje se verán resentidas y bajarán a un ritmo constante mientras dura el periodo de la enfermedad. Cuando el monje se cure volverá a tener los mismos valores que antes.

Punto Rojo

Nivel 2: Al igual que el nivel 1, el monje come y trabaja de forma habitual, pero sus habilidades bajarán más rápidamente que el nivel 1, al igual que su salud (6 puntos por día real aprox.). Dura 90 Días.

Punto Negro

Nivel 3: El monje ni comerá ni trabajará y será el médico el único que podrá curarlo reduciendo la duración de la enfermedad lo suficiente para que no le mate el descenso rápido de Salud que sufrirá por estar en este nivel avanzado de convalecencia. Sin la actuación de un médico conduce irremediablemente a la muerte del monje. Cuando el monje está enfermo con punto rojo no puede viajar.

Como en este nivel no come, sus barras no se restauran y cuando acabe la duración de este nivel 3, volverá a enfermar irremediablmente; por eso un buen médico también modificará las barras alimenticias del monje enfermo para acercarlas a valores óptimos y no vuelva a enfermar.

El Médico

Los médicos sirven para acortar el tiempo que duran las enfermedades, y por tanto harán que los monjes enfermos pierdan menos salud y por tanto menos habilidades.

Las habilidades importantes de un monje monje médico son la Sabiduría (50% de influencia), el Talento (30% de influencia) y la Destreza (20%). Si las suma de dichas habilidades (en sus porcentajes) supera 53, el monje hará un buen trabajo de médico.

Si un médico no tiene buenas habilidades podrá matar a un monje.

Si hay dos médicos trabajando simultáneamente, sólo uno de los dos será operativo.

Anuncios
Categorías: Abbatia 1.0 | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Los monjes holgazanes

Venimos observando un alza de precios en los bienes alimentarios producido por el abultado poder adquisitivo de las abadias más desarrolladas y  su negativa a recuperar el valor del trabajo productivo manteniendo el ritmo de copia. Una postura razonable (por el significativo peso que los libros tienen en la puntuación) pero dificilmente sostenible.

Cuando el hambre aprieta….
“Dios es día y noche, invierno y verano, (…), abundancia y hambre.”
Heráclito de Efeso, aprox. siglo VI a.C

No se producen alimentos basicos pero si se ha elevado el nivel de consumo -no solo en cantidad, si no tambien en diversifación- lo que ha redundado en una subida de precios superior al 50% en algunos productos concretos, sin embargo, el ritmo de ingresos de una abadía no esta aumentado de la misma forma lo cual va a implicar que en muchas abadias se empiece a sentir el hambre de mantenerse este sistema de monjes holgazanes, evidentemente no en las más ricas, dado que cuentan con fondos suficientes para satisfacer su demanda pero si en las medias, aquellas que anden entre el nivel 2 y 3 sin haber generado aún ingresos para vivir de las rentas.

Con todo, la eliminación de los guisos y materias primas, será positiva para el Orbe, aún dando por hecho que quedarán cadaveres en el camino.  Será positiva porque podrá generar la cooperación entre abadias dentro de una misma región, debería implicar que los obispados reaccionen y organicen su diocesis,  añadirá cierta dificultad adicional, unas gotas de cierta competencia regional,  y quizá lo más interesante: una lucha por sobrevivir y no sucumbir al hambre y la enfermedad, algo más que común en el medievo.

Original Publicado por La Ponderosa a Jun 4, 2010

Categorías: Abbatia 1.0 | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: